LA BATALLA DE PUEBLA

Ser culto no es sinónimo de no ser pendejo, porque hay pendejos que son muy cultos como lo vimos en el comunicado de la Secretaría del ramo que cambia al 5 de febrero el festejo de la Batalla de Puebla y el de la Constitución para el 5 de mayo, aunque ahora digan que hubo mano negra, pero lo que si es cierto es que en Puebla está la batalla por la gubernatura a su máximo nivel.

Mientras la presidenta de Morena sigue diciendo que será nuevamente el ex abogado del PRI en Puebla, Miguel Ángel Barbosa su abanderado, desde El Senado de la República, alzan la mano dos integrantes de la coalición gobernante que tienen méritos y derechos para serlo: Alejandro Armenta y Nancy de la Sierra.

“Tenemos que hacer que el gobierno procure la felicidad, que atienda a todos los sectores y abra oportunidades para todos, debemos ser la esperanza de vinculación con la sociedad y los gobiernos para atacar la incertidumbre que se vive y se reconcilie a Puebla”, afirmó Alejandro Armenta, quien ha recibido el apoyo de diversos grupos sociales para que sea el abanderado de Morena.

Nancy de la Sierra nos comentó que nada está dicho aún, que es necesario realizar encuestas entre los poblanos para definir quién será el candidato de la Coalición Juntos Haremos Historia y que es tiempo de que las mujeres accedan a puestos de elección popular de tal envergadura, crítica como ha sido del gobierno panista.

Mientras el cacicazgo del extinto Moreno Valle se fractura con la salida de su espía político consentido, Eukid Castañón, que también vigilaba a los periodistas, el rechazo del panismo a ese grupo crece y la caballada está flaca en ese partido.

Pero los integrantes de su coalición están pendientes y Maiella Gómez de MC, exdiputada local y ahora diputada federal no se descarta considerando que quien gobernaba era una mujer y debe seguirse por ese camino de allanar espacios a este sector, por lo que en los próximos días definirán sus posturas.

El PRD fue el otro integrante de esa coalición y a través de una exdiputada federal moverá sus piezas para ver que saca en este barullo político en que se ha metido a la heroica Puebla.