EL PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR CELEBRÓ LA APROBACIÓN DEL PRESUPUESTO DE EGRESOS DE LA FEDERACIÓN 2019.

Afirmó que se trata de un instrumento fundamental para el crecimiento de México con justicia social y de una buena noticia porque los fondos del próximo año permitirán cumplir con todos los compromisos e impulsar el desarrrollo del país, particularmente de las zonas con mayor rezago.

Este presupuesto rendirá mejor y la gente más pobre se beneficiará. Por ejemplo, los adultos mayores recibirán el doble de pensión a partir de enero, al igual que todas las personas con discapacidad.

Como nunca antes más de 10 millones de estudiantes tendrán becas para garantizar la educación y se destinarán 150 mil millones de pesos para comunidades indígenas.

“La gente más pobre va a recibir beneficios. Así se aprobaron otros programas que nos van a permitir atender a la gente humilde”, expresó el presidente.

Acompañado de integrantes de su gabinete destacó en conferencia de prensa matutina que el PEF también se diseñó para proyectos de infraestructura como el Tren Maya y el Plan de Desarrollo del Istmo de Tehuantepec.

Por otro lado, el presidente aseguró que con su aprobación se terminarán los privilegios de gobierno y los gastos superfluos “porque los funcionarios sólo somos administradores del dinero del pueblo y tenemos que cuidarlo”.

Reiteró que en el Presupuesto no se contemplan gasolinazos, endeudamiento ni partidas discrecionales.