DESPRECIO AL LÁBARO PATRIO EN NEZA

CUSTODIA EXTRA

La Secretaría de Gobernación debería intervenir ante la falta de valores cívicos e irresponsabilidad del gobierno Municipal de Nezahualcóyotl, que encabeza Juan Hugo de la Rosa García, esto porque cada día lunes de la semana, se lleva a cabo la ceremonia de izamiento de bandera; cada día lunes es un diferente funcionario el encargado de representar al presidente Municipal en el acto cívico, sin embargo muchos de ellos no asisten, como fue el caso del director de Desarrollo Económico, un individuo de nombre Sergio Benito Osorio Romero; el de Desarrollo Social de nombre Enrique Castellanos Sánchez y recientemente, el de Cultura y Educación, Juan Martín Pérez Chávez; resulta que Juan Martín Pérez, “por sus múltiples ocupaciones”, no asistió a su responsabilidad el pasado lunes 29 de octubre; en su lugar envío a tres personas, uno para el izamiento de bandera, para que leyera las efemérides a la licenciada Diana Aidé Silva Rodríguez y para que diera lectura al mensaje oficial, al Sub director Idelfonso Gregorio Ramos; seguramente los tres personajes enviados por Martín Pérez ni siquiera habían acudido antes a presenciar algún a vez el acto cívico, ya que cuando anunciaron a Ildefonso Gregorio se salió de la fila, quizá pensó que le tocaba su turno al micrófono; el encargado del izamiento de bandera, el momento más sublime y respetuoso del acto cívico, el enviado terminó de hacer el izamiento y se retiró, cuando el protcolo es permanecer saludando a la bandera, en fin; creo que la Secretaría de Gobernación debería venir a dar clases cívicas a los integrantes del cabido y directores de la administración Municipal, empezando por el alcalde Juan Hugo de la Rosa que solamente acude en algún caso especial… o cuando se despierta antes de las 9 de la mañana, que no es muy seguido, que es la hora aproximada del acto cívico; cabe destacar que en algunas ocasiones en que el alcalde se presenta, la orquesta Sinfónica de Nezahualcóyotl tiene que interpretar varias melodías, para hacer tiempo a que el alcalde llegue. Esta es la deplorable situación cívica por la que atraviesa el gobierno Municipal que encabeza.